La sabiduría de siempre con el cuento: el rigor de las desdichas

Pedro y Juan son hermanos. A Pedro, todo lo que emprendía siempre le salía bien; por el contrario, a Juan todo lo que hacía le salía mal y no había manera de remediarlo. Su hermano Pedro siempre intentaba animarlo, pero solo cuando Juan se resignó a vivir ese sufrimiento se le apareció un Ángel diciéndole que la prueba había pasado y que de ahora en adelante sería recompensado. Desde ese momento todo le salió bien. Juan bendijo a Dios por ello.



Share | Download(Loading)